3 dic. 2016

89-16. UNA CIRCULAR DIFERENTE A LA RACA. 2-12-16.

Disfrutando del foqueo plácido cerca der la Raca. 

Aparamiento de Astún, Pastores, Prado Blanco, Cima de la Raca, Trampolín, Antecima Sudoeste de Mala Cara, Tubo Anayet y Astún.
02-12-2016.
Salida 10:30 h. Llegada 15:15 h.
Sol.
Fácil.
Esquís de montaña.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de la Raca procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            La Raca es un monte que por diversas razones acostumbramos a visitar  con frecuencia fundamentalmente con esquís y aprovechando la Luna Llena además de la diligencia de la estación en el acondicionamiento de las pistas.

Ascenderemos por la Zona de Pastores.

            En la mayoría de las ocasiones ascendemos por medio de la  zona de pistas de la estación, es decir, por Sarrios, ofrece una subida cómoda pero hoy vamos a hacer algo diferente: trataremos de ascender por la Zona de Pastores, sé que hay alguna pista pero no la conocemos y así prospeccionaremos una vía más al pico siguiendo nuestra sana costumbre de ampliar conocimientos.

Aspe desde Pastores.

            Son las diez y media de la mañana cuando aparcamos en Astún a 1700 metros de altitud, no tenemos prisa y hemos esperado a que la mañana se calentara un poco ya que ha sido fresca sin más.

Pastores, nuevo itinerario que no conocíamos.

            El día promete cuando comenzamos el foqueo en el arranque de la Silla de Pastores orientándonos al sur en una ladera medianamente ascendente, en la que enseguida localizamos el lecho de una pista sin acondicionar.

Aspe y Liouviella desde Pastores.

            Se trata de la Pista Pastores y avanzando hacia ella aparece una huella que seguiremos, ascendiendo con los quiebros de la misma,  primero al oeste de la silla que funciona para luego pasar bajo la misma y continuar con nuestro ascenso. Hemos contemplado los Murallones del Circo de Aspe vestidos con indumentaria vaticana.

Zeteamos con la huella a la sombra de la mañana.

            Abundantes zetas  sobre la  Pista Arándanos con huella dura sobre nieve polvo alrededor nos sacan al sol y tras volver a cruzar bajo la silla alcanzamos la parte alta del Rellano de Prado Blanco a 2050 metros de altitud.

Llegando al rellano bajo Prado Llano.

            Astún está redondo, no hay mucha nieve pero luce espléndidamente blanco. Tomamos la Pista Raca y por su orilla continuamos para arriba junto a la arista norte del pico que recordamos gratamente. La nieve polvo pisada ofrece una cómoda subida aún en los tramos más erguidos.
            En el cruce alto nos vamos a dar la vuelta por la Pista Balsas mientras y bajo nosotros se ha quedado un gran estanque que han debido hacer este verano para almacenamiento de agua.

Valle del Aragón desde la Raca.

            Damos un buen rodeo a la vez que disfrutamos de un dilatado y espléndido paisaje y alcanzamos la zona de las antenas para asomarnos al Aragón y a la Canal Roya.
            Son las doce de la mañana cuando junto a la llegada de la silla, a 2277 metros de altitud,  echamos un bocado y quitamos pieles al sol y sin viento: delicioso momento.
            Un esquiador se acerca a nosotros pues nos ha reconocido. Se trata del Bombero Vasco con el que coincidimos en la Blanca de la Larry en Abril de este año. Charlamos un rato agradablemente y alrededor de las doce y media iniciamos el primer descenso del día.

Nieve polvo bajando de la Raca.

            Tan pronto como podemos abandonamos la pista y nos vamos a la nieve polvo de la zona oeste de la misma para disfrutarla. Luego, en Prado Blanco iniciamos una larga travesía por medio de la estación que realizaremos foqueando en dirección  este pasando bajo el trampolín.

Astún tiene buena cara y no demasiada nieve.

            Hemos de atravesar varias pistas y algunos remontes que ocupan la zona central de la estación siempre en busca de la llegada de la Silla Canal Roya en un foqueo entretenido y con la ausencia de esquiadores que se han concentrado en la Raca.

Hacia la Rinconada de Astún con la Suroeste de Mala Cara.

            Es la una y media cuando alcanzamos el rellanito de la llegada de la silla en la sudoeste del Mala Cara.

Hacia la Antcima Sudoeste de Mala Cara. 

Llegando a la Antecima Sudoeste de Mala Cara.

            Antes de hacer la transición y marchar para abajo, al personal le apetece remontar la arista y nos vamos para arriba. Se trata de un tramo de arista medianamente erguido y medio vestido de nieve por el que ascendemos tranquilamente  para alcanzar su punto alto que es la Antecima Suroeste del Mala Cara y está situada a 2232 metros de altitud. Más allá un par de suavísimos resaltes conducen al Mala Cara pero ni siquiera nos alargaremos hasta allí pues nos sentamos a comer en un balcón con vistas. Van a ser las dos de la tarde.

En la Antecima Sudoeste de Mala Cara.

            Comemos entre  Mala Cara, Baguer, Canal Roya, Pela Blanca, Aneu, Cuyalaret, Espelunciecha y Anayet al completo con Ip y Collarada asomándose por encima de la Moleta al nordeste y con Aspe, Bisaurín, Aguerri, Acher, Acherito, Petrechema, Mesa y Anie por detrás de la Arista de Astún al noroeste. También el Valle del Aragón y Oroel al sur.

Canal Roya.

La parte plana de la Arista Sudoeste de Mala Cara.

            Media hora después nos vamos para abajo.

Hacia la Raca.

Podemos elegir descenso salvo los tubos.

            Descenderemos utilizando toda la nieve polvo que podemos, siempre al este de la Silla Canal Roya sin entrar a los tubos ya que los barrancos no están cerrados. Descenderemos el divertido Tubo Aneyet que tantas veces bajé con los críos para tomar la obligada, desde aquí, pista de Salida y llegarnos al coche cuando van a ser las tres y cuarto.

Seguimos disfrutando de la nieve polvo. 

Pastores de vuelta al coche tras la circular por Astún.

            ¡Qué raros son los días de comienzo de temporada de esquí en los que se puede disfrutar de un día como éste! Raros, deliciosos y poco convenientes para la nieve pues con lo que parece que viene, todavía tendremos que aparcar los esquís y si no, al tiempo.

Una imagen más de la Zona de Pastores.

            Hoy ha sido poco más que un paseo pero al final habremos acumulado alrededor de 800 metros de desnivel entre unas cosas y otras pero… ¡y el placer!

Para ver más fotos.            

29 nov. 2016

87-16. REPASO A ESPELUNCIECHA PARA ESTRENAR LA TEMPORADA DE ESQUI. 28-11-2016.


Hacia los barrancos de la Majada Espelunciecha.

Aparcamiento de Espelunciecha, Majada e Ibón de Espelunciecha, Puerto de Canal Roya, Gralleras Sur, Majada de Espelunciecha, Collado Garmet y Aparcamiento Espelunciecha.
28-11-2016.
Desnivel acumulado 500 m.
Distancia recorrida 10000 m.
Tiempo efectivo 03:00 h.
Sol.
Muy fácil.
Esquí de montaña.

El recorrido del valle tratando de aprovechar la nieve de los cañones se está poniendo complicado debido a las planchas de hielo que se establecen alrededor de los mismos antes de que acondicionen las pistas para su apertura. Por lo demás Espelunciecha sigue siendo una delicia.
 En invierno hay que llevar el agua a no ser que el ibón no esté del todo helado como ha sido en esta ocasión.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Espelunciecha procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            La nieve en Noviembre suele ser poco más que testimonial. No son infrecuentes las nevadas pero sí que permitan iniciar la temporada de esquí.
            Estábamos en Santa Coloma y nevó más de lo que creíamos, así que, aunque sea muy temprano hoy 28 de Noviembre de 2016 vamos a estrenarla.

Espelunciecha no está así precisamente.

            A las diez de la mañana estamos en el Aparcamiento de Espelunciecha tras ver que se ha marchado bastante nieve de la Tosquera y de Estremere.

El ejército que acampo por aquí el finde dejo Espelunciecha así.

            El acceso a la Pista de la Rinconada está hecha un patatar y nos desmonta de aquella vieja costumbre de subir por el valle antes de que se instalaran las pistas con los cañones de nieve. Ahora hay que irse con mucho cuidado pues el agua que arrojan los cañones deja una cristalera tan incómoda como peligrosa.

Dejamos las pistas en la Majada de Espelunciecha.

            Tenemos la suerte de que subirán un par de máquinas y le harán un apaño que nosotros aprovechamos inicialmente hasta alcanzar la parte baja de la Majada Espelunciecha lugar donde la abandonamos  y junto a la yurta nos introducimos en la majada que está cubierta de una profunda capa de nieve polvo que nos va a dar trabajito.

Damos algunas vueltas por no descalzarnos los esquís.

Rosa traza a su gusto.

            Atravesamos la majada en dirección oeste pero por no descalzar los esquís tendremos que dar algunos rodeos  para atravesar las múltiples ramas de los barranquillos que engrosan el Desagüe del Ibón de Espelunciecha al que nos aproximaremos hasta alcanzar su orilla sur situada a 1950 metros de altitud.

El Ibón de Espelunciecha a la sombra de la mañana.

En el Ibón de Espelunciecha cada uno por su lado.

            El ibón no ha tenido visitas  y nosotros lo pillamos a la sombra y delicadamente medio helado. Hacemos algunas fotos y nos bajamos  hasta tomar la pista de los trineos y motos de nieve que tienen puente para pasar el desagüe.

Saliendo al sol desde el Ibón de espelunciecha.

No ha pasado mucha gente por la Negra Canal Roya. 

            Luego, sin contratiempos proseguimos al oeste próximos a la pista por la que remontan algunos esquiadores para tomar la Negra Canal Roya que nos gusta especialmente y que de manera agradable nos permite foquear hasta alcanzar el Puerto de Canal Roya.

En el Puerto de Canal Roya.

            Allí, a 2150 metros de altitud viramos al norte para recorrer el amplísimo collado en busca de las Gralleras disfrutando de un mediodía espléndido y alguno peor hemos padecido en algún momento.

Llegando a Gralleras Sur.

Campana de Aneu, Lurien y Ferraturas desde Gralleras Sur.

            Remontamos por encima del collado y enseguida alcanzamos la amable Cima de Gralleras Sur que domina la llegada de la silla, hacemos algunas fotos y nos sentamos a echar un bocado al solecillo de la mañana. Son las doce y cuarto y estamos a 2204 metros de altitud.

Puerto de Canal Roya y Anayet desde Gralleras Sur.

            Media hora después  nos regalamos con los primeros giros de la temporada que resultan agradables hasta que alcanzamos un tramo en el que la pisanieves ha removido Roma con Santiago acarreando nieve para igualar la pista y ha dejado la zona completamente labrada.

Hacia el Collado Garmet.

            Poco más abajo abandonamos la pista y tomamos el trazado de los trineos y las motos de nieve que pasando por debajo del Ibón de Espelunciecha rodean por arriba a la majada. Hay una huella de raquetas que no sirve prácticamente de nada pero queremos ir hasta el Collado Garmet.

En la pista para trineos y motos de nieve cerca del Collado Garmet.

Atrás queda la Majada Espelunciecha. 

            Se trata de una travesía suavemente ascendente que hacemos tras volver a colocar las pieles. Ya cerca del collado contemplamos los Gendarmes de los Farallones y alcanzamos el collado cuando van a ser las dos de la tarde.

Ultima transición del día en el Collado garmet.

            Nos asomamos hacia Anayet y tras hacer la última transición de la jornada nos echamos para abajo para volver al aparcamiento.
            Lo haremos fundamentalmente por la Corona que está recién pisada, la nieve por fuera está muy profunda y sin desniveles fuertes es difícil de esquiar.

Peyrelue guarda todavía nieve.

            Alrededor de las dos y media nos llegamos al aparcamiento. Sabíamos que no sería un gran día y no precisamente por los 500 metros de desnivel acumulado que han sido poca cosa sino porque esperábamos nieves de todos los pelajes como así ha sido y eso nunca es buena noticia para nuestro nivel de esquí.


                        

19 nov. 2016

INVESTIGADORES IDENTIFICAN LOS ESLABONES PERDIDOS QUE CONECTAN LA VARIACION DEL ADN HUMANO CON LA ENFERMEDAD.


The Babraham Institute.

Cinco años de trabajos tanto de investigación personal y grupal como de coordinación de un equipo multidisciplinar en el que además de bioquímicos has colaborado algunos hospitales, diversos laboratorios y potentes equipos de bioinformáticos, han concluido con la publicación: Lineage-Specific Genome Architecture Links Enhancers and Non-coding Disease Variants to Target Gene Promoters, publicado el día 17 de Noviembre de 2016 en la prestigiosa revista ciéntífica Cell.
El proyecto se ha desarrollado bajo el paraguas económico e intelectual de Peter Fraser y su laboratorio en el Babraham Institute de Cambridge.


SINOPSIS

En la cadena de ADN, también conocida como genoma, se encuentra impresa en forma de secuencia de letras toda la información acerca de las características y funcionamiento de un individuo. Es, además, la encargada de transmitir la información de lo que somos a nuestros hijos. 

La secuencia del ADN es diferente de una persona a otra, y esta variabilidad explica por qué somos todos únicos, incluyendo la susceptibilidad a diferentes enfermedades. Estudios genéticos comparando la secuencia del ADN de millones de individuos con sus respectivos historiales médicos han revelado que ciertas pequeñas variaciones en la secuencia de letras que compone el genoma se encuentran frecuentemente en grupos de personas con enfermedades genéticas particulares.

Solo una pequeña proporción de estas variaciones en la secuencia asociadas a enfermedades se encuentran en los genes, pequeños fragmentos de ADN que poseen un determinada pieza de información. De hecho, mas del 95% de estas se encuentran localizadas en los grandes espacios de la secuencia genómica localizados entre los genes, regiones que hasta hace poco se denominaba ADN basura al creerse carentes de función.

Solo un 2% del genoma lo componen los genes, los cuales poseen las ordenes para el funcionamiento del individuo. Estudios recientes sugieren que las secuencias del genoma localizadas entre los genes poseen el importante papel de regulación de la expresión de los genes. Estas secuencias reguladoras controlan el encendido o apagado de estos mediante contacto directo con el gen a regular gracias a la formación de bucles en la cadena del ADN. 


Un equipo de investigadores de Cambridge liderado por científicos del “Babraham Institute” a lo largo de cinco años, han desarrollado una nueva técnica que permite describir las secuencias reguladoras que controlan a cada gen. Como queda reflejado en un articulo científico recientemente publicado en la prestigiosa revista “Cell”, por primera vez se ha podido interpretar el posible sentido biológico del 95% de las variaciones en la secuencia del AND asociadas a enfermedades. Este trabajo abre las puertas para el desarrollo de nuevos tratamientos de un amplio rango de enfermedades genéticas, incluyendo enfermedades autoinmunes y cáncer.

Felicidades Dra. Javierre. 

Para mas información:


Biola;
¡Este ha sido un año irrepetible! Puedes estar más feliz que una perdiz
 que nosotros estamos más huecos que un ocho.

86-16. CIRCULAR A ESTANES DESDE SANSANET. 18-11-2016.


Rodeando Estanés con Acue. 

Aparcamiento de Sansanet, Cabaña Escouret, Majada del Francés, Mujer Muerta, Ibón de Estanés, Pas des Echelles, Foret Comunale de Borce y Cabaña Escourets.
18-11-16.
Desnivel acumulado 750 m.
Distancia recorrida 17500 m.
Tiempo efectivo de marcha: 02:45 h.
Nublado.
Fácil.
Senderismo.
Actividad recurrente para días en los que las alturas estén intratables evitando el invierno debido al Pas des Echelles que requerirá material de hielo.

Agua en el Barranco de Aspe y en el Ibón de Estanés según costumbre.

Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Estanés procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Al Ibón de Estanés hemos subido infinidad de veces y en todas las épocas del año. Es igual, el circo lacustre  siempre nos ofrece sus incuestionables encantos y de hecho suele ser un recurso acostumbrado para iniciar al personal en el disfrute de la montaña. 
            Desde Candanchú por Sansanet o por el Cantal de Escuarez, desde Labati por el Collado de la Portaza o por el Valle de los Sarrios, desde Aguas Tuertas, desde les Forges de Abel por el Pas des Echelles o desde Sansanet por el Foret Comunale de Borce, hay vías donde elegir y no las conocemos todas. Hoy haremos alguna nueva.

Cruzando el Barranco de Aspe en Sansanet.

            Son las ocho de la mañana del 18 de Noviembre de 2016. Llueve en Sabi pero nos metemos en el coche.
            A las nueve, hemos pasado por el Somport y bajando hasta Peyrenere, llegamos al Aparcamiento del Hayedo de Sansanet y nos metemos en marcha con los chubasqueros puestos pues quiere gotear.

La Cabaña Escouret por donde volveremos.

            Atravesamos el Barranco de Aspe y a través del hayedo iniciamos el ascenso en dirección fundamentalmente oeste.
            Pasamos el desvío de la Cabaña Escourets que será por donde volveremos y hayedo arriba, nos vamos par camino conocido, transitado y cubierto de hojarasca, hasta superar el hayedo que en esta orientación lleva el traje invernal.

El Hayedo de Sansanet con traje invernal.

            Hemos partido de los 1325 metros de altitud y ahora sobre los 1650 metros llaneamos por praderío al encuentro del GR que viene de la Cabecera de Sansanet, cruzamos el barranquillo que ha nacido al este del ibón y que no es desagüe del mismo y enseguida  lo abandonamos para incorporarnos a las laderas herbosas que suavemente y en dirección noroeste,  nos permitirán ganar la arista este de la Mujer Muerta.

En el rellano bajo el Puerto de Estanés.

            Nos entretenemos fotografiando a un rebeco macho enfermo y ganamos la arista que no es tal, sino el borde de una irregular planicie  inclinada al norte y que llaman la Majada del Francés.

Ascendiendo hacia la Mujer Muerta. 

            A la Mujer Muerta se sube para tener perspectiva sobre el Ibón de Estanés y se hace más directamente. Nosotros lo hacemos al norte para echar una visual al Bosque de Borce por el que queremos volver y una de las dos opciones  tiene un corredor que nos puede bajar de la Majada del Francés al Foret Comunale de Borce.

En el Rellano de la Majada del Francés.

            No vemos con certeza gran cosa y reorientando nuestros pasos transitamos laderas de crecidas pratenses manchadas de nieve que se elevan suavemente hasta depositarnos en la Cima de la Mujer Muerta situada a 1831 metros de altitud. Van a ser las diez y media.

Acue llama la atención.

Hacia el Puerto de Estanés desde la Mujer Muerta. 

            Pasamos a la antecima oeste que es desde donde se contempla el ibón y como la mañana no está para demasiadas contemplaciones pues las nieblas ocupan las cabeceras de la Zapatilla, Aspe, Labata, Liouviella y Portaza, contemplamos la zona noroeste más limpia en la que ejerce dominio el Acue y aprovechamos intermitentemente Arnoussere y Raca y más abajo las Cabañas de Coueq y el Plateau de las Gentianas.

En la Cima de la Mujer Muerta.

Ibón de Estanés desde la Mujer Muerta.

            Bajamos hasta la orilla este del ibón para recorrerla hacia la pequeña presa del mismo en su orilla norte. Llegados al casetón de la compuerta echamos un bocado. Son las once.

En la Pequeña Presa de Estanés. 

            Tenemos dos opciones de vuelta: la del Majada del Francés que hemos intentado localizar desde arriba y la del Pas des Echelles que no hemos recorrido nunca.

El Pas de les Echelles de Estaens. 

            Ascendemos unos metros al este de la presa y alcanzamos la cabecera de las paredes por las que se despeña el Camino de les Echelles, las Escaleras.

En la Parte Alta del Pas de les Echelles. 

            Un corredor estrecho y encajonado desciende unos metros para iniciar enseguida el faldeo a media pared. Se trata de un estrecho camino a tramos por el que discurre la tubería de agua de Estanés a la Central Eléctrica de Estaens en el Barranco Espelunguere. Contemplamos el Barranco, la Cabaña y la Pista de Espelunguere que sube desde les Forges de Abel de camino a las Cabañas de Coueq.

Rodeando los Paredones de la Oeste de Estanés.

Hacia el Bosque de Espelunguere.

            El camino se orienta al norte para rodear un par de amables cúpulas por el este y verticales paredes por el oeste, son las Cúpulas del Puerto de Bernera, en cuyo tránsito hay una escalerilla metálica instalada;  hasta que tras unos pequeños zigzags alcanza una cabaña situada en un espolón de las paredes y desde la que hemos de iniciar el tránsito del Bosque de Borce. La Cabaña está perfectamente cerrada y en muy buen estado exterior.

Bajando la escalerilla del Pas des Echelles.

            El camino desciende del espolón introduciéndose en el hayedo  y bajando vuelta a vuelta hasta que atraviesa un barranquillo que nace en la Mujer Muerta para volverlo a atravesar de nuevo enseguida.

La cabaña bajo las Puntas de Bernera.

            Unos metros más abajo un hito de piedras señala el inicio de un amplio camino que asciende al nordeste. Creo que se puede tratar del camino que baja de la Majada del Francés y decidimos prospeccionarlo.

Nuestra variante hacia la Majada del Francés. 

            Asciende medianamente por medio del hayedo, no sabemos cómo estará de transitado pues nos lo impide la hojarasca pero enseguida aparecen algunos hitos y ya no tenemos dudas. 

La Norte de la Majada del Francés.

            Ascenderemos alrededor de 150 metros hasta abandonar el hayedo ya en un amplio collado que era el lugar por donde teóricamente abandonaríamos la majada  en un punto situado al oeste del Mallo Maspetres  y acotado a 1731 metros. El collado se encuentra sobre los 1700 metros.

Con Maspetres.

            Hacemos algunas fotos y nos volvemos siguiendo los hitos y añadiendo alguno más. Ha sido una variante de media hora que nos ha permitido conocer la otra alternativa a nuestra circular de hoy.

Hito que marca la unión de caminos.

            Sobre los 1550 metros de altitud continuamos con el Camino de les Echelles hacia abajo. Descendemos unos metros hacia norte en busca del Barranco Espelunguere y enseguida salimos del hayedo a un verde praderío en el que una tablilla indicadora  nos redirecciona al este iniciando la vuelta a Sansanet.

Acercándonos al Mallo Maspetres.

            Un suave ascenso nos introduce de nuevo en hayedo y ya prácticamente de llano alcanzamos un pequeño collado despejado de vegetación e iniciamos el tránsito al norte del Mallo Maspetres conocido como Maspetrio.
            Tras el collado entramos de nuevo en el hayedo  brevemente para transitar por un largo rellano despejado en el norte de las paredes de Maspetres a 1450 metros de altitud.
            De allí para abajo aparece una vieja pista en completo desuso y el camino que proseguirá paralelo a la misma.

Llegando a la Cabaña de Escourets.

            Desechamos algún ramal de pista que desciende hacia  el Lac de Anglus a través del bosque del mismo nombre, remontamos inesperadamente unos metros, atravesamos un par de barranquillos y alcanzamos la Cabaña Escourets a 1410 metros de altitud.
            Enseguida cerramos el bucle alcanzando el camino de subida de la mañana y en un cuarto de hora nos llegamos al Aparcamiento de Sansanet terminando la jornada cuando es la una y media de la mañana. Hay que decir que las pistas que hemos desechado bajaban a las inmediaciones del Lac de Anglus y retornaban al aparcamiento por la Orilla Izquierda del Barranco de Aspe.

Otoño entre Canal Roya e Izas.

            La circular hecha al modo light supone un desnivel acumulado que no llegará a los 500 metros pero nuestro rollo habrá estado por los 750. En cualquier caso una excepción de lo que acostumbran a ser nuestros paseos por el monte y para encontrarnos parecido a si hubiéramos movido 1500. El cuerpo es un vicioso incorregible.