26 abr. 2018

32-18. LAS GRALLERAS JUGANDO CON LAS NIEBLAS. 26-4-2018.


Buscando la Entrada al Barranco Bacarizal aparece Gralleras Norte.

Aparcamiento de espelunciecha, Barranco Bacarizal, Cara Sudeste y Arista oeste a Gralleras Norte. Descenso a Barranco Bacarizal, Hombro Oeste de Gralleras Norte, Gralleras Sur y Barranco de Bacarizal.
26-04-2018.
Salida 09 h. Llegada 12:15 h.
Mixto.
Fácil.
Esquís de Montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Gralleras procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Subíamos hacia el Portalet y a la altura de Espelunciecha contemplamos el Barranco de Bacarizal muy cubierto de nieve al igual que la Sudeste de Gralleras Norte que hace tiempo que queremos subirla para bajarla.

Iniciando el foqueo en Espelunciecha para salir de la niebla. 

            Pasan unos días y aprovechando que hoy 26 de Abril de 2018 tenemos un hueco nos vamos a por una matinal para disfrutar de la nieve primavera.

Emergiendo de la niebla.

            Han anunciado la entrada de cierzo y cuando llegamos al Aparcamiento de Espelunciecha no solamente corre el viento, algo habitual en el lugar, sino que arrastra nieblas de la vertiente norte ya que los valles franceses está con la boina calada.

Avanzando por el fondo del Barranco Bacarizal. 

            La mañana está desagradable,  nos quedamos sin ver la parta baja del Barranco Bacarizal en la que suponemos cortes en la capa de nieve y asumiendo el supuesto, nos olvidamos de entrar por el Collado de la Mina Elisita para tomar allí el barranco y nos vamos para arriba por la orilla derecha del mismo. En montaña la flexibilidad y la adaptación no tienen precio.

Llegando al Resalte Intermedio del Barranco Bacarizal. 

            Por las inmediaciones de la pista situada más al norte del Valle de Espelunciecha subimos un par de resaltes para asomarnos sobre el Collado de Mina Elisita, comprobar que está cortado y proseguir para arriba un poco más siempre por la orilla derecha del barrano.

Superando el Resalte Intermedio por la ladera izquierda del barranco.

            Hemos dejado abajo las nieblas, estamos al sol, nos quitamos ropa  y un poco más arriba el acceso al barranco es fácil y cómodo, de allí para arriba aparece cerrado. Bajamos unos metros hasta el fondo y proseguimos foqueando barranco arriba.

Contraste entre Gralleras Norte y Campana de Aneu. 

            El Resalte Superior del Bacarizal es corto pero no nos gusta por lo que lo soslayaremos haciendo una larga diagonal por la Ladera de Pene Myeitadere en la orilla izquierda del barranco. La nieve está buena y aguanta bien a pesar de la pendiente.

Remontando la Sudeste de Gralleras Norte.

            Pasado el resalte volvemos al fondo del barranco y enseguida iniciaremos otra larga diagonal en la que faldearemos la campana de Aneu entrando a la Sudeste de Gralleras Norte que nos enseña un claro importante de nieve en su casquete somital. Una pareja parece hacer la Arista Fronteriza y terminara subiendo tras nosotros.

Con la Oeste de la Campana de Aneu.

            La diagonal suavemente ascendente  la quebramos por una zeta que se ajusta a un declive claro de la ladera y nos permite ganar un poco más de altura para proseguir con la diagonal un pelín más suave.

Casquete Somital Sudeste de Gralleras Norte. 

            Alcanzamos un pequeño rellano y desde allí, tras fotografiar la espléndida Campana de Aneu afrontamos al ascenso del casquete somital siempre al sur de la zona que ha perdido la nieve.

En la Arista Oeste de Gralleras Norte. 

            La nieve sigue buena y trazamos una huella que nos lleva a la arista somital oeste que ascendemos brevemente hasta alcanzar la Cima de Gralleras Norte a 2264 metros de altitud  tras ascender 500 metros. Son las diez y media.

Mi chica bien escoltada por Espelunciecha y Diente de Anayet. 

            En la cima no vamos a permanecer gran cosa de tiempo pues aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid igual nos alargamos a Cuyalaret y al paso esquiamos el Corredor Norte y la Cara Este del Pico.

Foto de Cima en Gralleras Norte.

            El descenso de la Cara Sudeste de Gralleras Norte que hacemos siguiendo nuestra traza de subida,  resulta cómoda con una nieve primavera  con alguna zona que blandea demasiado. Lo hacemos en su totalidad dejando de lado la diagonal que acorta el descenso porque en cualquier caso hay que volver a colocar pieles para alcanzar el Hombro Oeste de Gralleras Norte.

La nieve de la Sudeste de Gralleras Norte está estupenda. 

            El remonte de la parte superior del barranco es breve pero a Rosa le sale algo caro pues las pieles completamente hartas de agua se le sueltan y tiene que llegar con los esquís al hombro.

Nieve primavera en la Sudeste de Gralleras Norte.

            La flexibilidad mencionada nos invita a abandonar el proyecto de sumar Cuyalaret, Juan marchará por la arista como procedimiento de hacer menos desnivel y nosotros nos sentamos a echar un bocado con el propósito de bajarnos por el Barranco Bacarizal.

Asomándonos a Cuyalaret desde el Hombro Oeste de Gralleras Norte

            Recogidas las pieles nos montamos en los esquís y nos bajamos al Collado Norte de Gralleras Sur y aprovechando las huellas que han hecho Carlos y José Luis nos subimos brevemente  hasta Gralleras Sur situada a 2204 metros de altitud.

En la Cima de Gralleras Sur con Gralleras Norte detrás. 

            Mientras poníamos los esquís en Gralleras Norte hemos charlado brevemente con ellos y mientras echábamos el bocado han llegado de nuevo. Son una pareja de nuestro estilo que caminan ligeros sin perder el tiempo y zaragozanos ellos pasan bastante tiempo en el monte. Nos dicen que nos conocen pues entran de cuando en cuando al blog. También nos comentan que coincidimos en Saoubiste  el año pasado pero en aquella ocasión no nos cruzamos.

Buena nieve en Gralleras Sur. 

            Ellos bajarán hasta el Aparcamiento de Espelunciecha por la pista aprovechando la mínima ventaja que supone a estas alturas la nieve pisada por las máquinas y nosotros lo haremos por el barranco hasta esquiar el Resalte Superior que se está agujereando a pasos agigantados.

Acercándonos al Resalte Superior del Barranco Bacarizal. 

            Abandonaremos el barranco por el lugar por el que hemos accedido y alcanzada la pista nos cruzamos de nuevo con Carlos y José Luis para introducirnos en las nieblas que siguen acampadas por abajo y llegarnos al coche cuando son las doce y cuarto.

Saliendo del Barranco Bacarizal antes de que se corte. 

            Queremos recoger rápido para subir a buscar a Juan que ha bajado por la vertiente norte de la arista pero enseguida se presenta por la parte alta del aparcamiento. A la vez también llega la pareja del día que no acepta que les subamos hasta el Portalet donde tienen el coche.

En las nieblas que siguen ocupando la parte baja de Espelunciecha. 

            No queda más que recoger en el coche los 600 metros de desnivel acumulado y el disfrute de la mañana que a pesar de corta ha resultado muy agradable y salir de la niebla para volvernos a casa.

Para ver más fotos.

25 abr. 2018

31-18. VERTICE DE ANAYET DESDE ESPELUNCIECHA. 24-4-12018.


Vértice de Anayet desde el rellano lacustre del mismo nombre. 

Aparcamiento de Espelunciecha, Collado Garmé, Glera e Ibones de Anayet, Collado de Anayet y Arista Norte. Descenso por la Arista Sudeste y Corredor Nordeste.
24-04-2018.
Salida 09 h. Llegada 15:15 h.
Sol.
Fácil.
Esquí de Montaña.
Juan Castejón, Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa del Vértice de Anayet procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            A Juan le viene bien cualquier cosa con tal sea salir al monte, mi chica lleva ya unos días con el sonsonete del Vértice de Anayet que a mí el pico me sabe a foqueo inmisericorde, más ahora que estamos a 24 de Abril de 2018, Formigal hace un par de semanas que ha cerrado y habrá que salir de Espelunciecha lo que no es ningún chollo precisamente, pero sea.

Saliendo del Aparcamiento de Espelunciecha. 

            Son casi las nueve cuando hemos aparcado el Espelunciecha a 1730 metros de altitud  comenzamos a foquear tras cruzar el puente sobre el recién nacido Gállego.
            La mañana está espléndidamente soleada, hace una temperatura envidiable y foqueamos directamente hacia el Collado Garmé que se recorta en el horizonte sudoeste.

Directos hacia el Collado Garmé.

            Las pistas se han mimetizado con el medio y con nieve a dos colores ascendemos tranquilamente mientras nos adelanta una pareja de jóvenes con los que coincidiremos a lo largo de la jornada.

Campo Troya y Lapazuso desde el Collado Garmé.

            Tres cuartos de hora después estamos en el Collado Garmé situado a 2032 metros de altitud para desde allí iniciar el faldeo a los Gendarmes de los Farallones y acceder a la Glera de Anayet.

Culibillas y Arroyeras en el faldeo hacia la Glera de Anayet.

            Se trata de una diagonal suavemente ascendente que nos permite alcanzar el lecho helado del Ibonciecho de los Farallones para desde allí entrar en la Glera de Anayet  por su parte este.

La Cabaña de la Glera semienterrada en la nieve.

            Un cuarto de hora después estamos pasando algo más arriba de la Cabaña de la Glera de Anayet, medio enterrada en la nieve, siguiendo una huella que se orienta hacia Espelunciecha.
            Perdemos unos metros, cruzamos bajo el Tubo Pipós y nos alargamos al collado entre Garmet y Espelunciecha sobre los 2070 metros de altitud.

Travesía de entrada al Barranco Culibillas lo más alta posible.

            Desde el collado nos dejamos caer suavemente entrando en el Barranco Culibillas y atravesando toda la Cara Sur de Espelunciecha, coladas incluidas, que han bajado casi hasta el fondo del barranco.
            Perdemos la mínima altura posible y alcanzamos el fondo del barranco unos metros por debajo del Tubo de Arroyeras y ya en dirección oeste atacamos la pala de cierre de los Ibones de Anayet muy soleada ya a estas horas de la mañana.

Calimas hacia el este remontando el Cierre de los Ibones de Anayet.

            Un par de vueltas maría con sus correspondientes diagonales nos sitúan en el rellano lacustre en el que se alojan los Ibones de Anayet. Contemplamos Espelunciecha de donde baja la pareja, el diente de Anayet espléndido como siempre y el Vértice de Anayet que es nuestro objetivo. Al sur dejamos Arroyeras.

El Lazo que le vamos a hacer al Vértice de Anayet.

            Son las once de la mañana cuando rebasamos el Ibón de Anayet por su orilla sur y foqueamos prácticamente de llano orientados por el amplísimo collado que separa el Vértice del Diente de Anayet.
            Al oeste se encuentra el corredor nordeste que es el que se suele utilizar para acceder al pico, nosotros también pero nos llama la atención la arista norte que parece, cosa rara, bastante bien nevada aunque en la pared lógica para acceder a ella no hay huellas.

Habrá que quitar esquís y remontar hasta el Collado de Anayet.

            Caemos en la tentación y nos vamos a por la ladera orientada al sur  en la que trazaremos una diagonal que nos puede depositar en la arista.
            Progresamos en moderado ascenso sobre nieve blanda hasta que alcanzamos la parte severa de la pared con amenazadoras afloraciones rocosas por debajo.

En la Arista Norte del Vértice de Anayet.

            El collado está muy expuesto al cierzo y donde no ha originado cornisas  ha conformado paredes y en eso estamos. Juan con sus raquetas incrementa su ritmo en la pendiente y accede al collado por un lugar muy inclinado mientras que nosotros hacemos una traza más horizontal que nos deposita en un corto tramo de pared también muy vertical y que superaremos quitando los esquís.

Juan nos saca con el Diente de Anayet.

            Salidos del marrón y en la parte sur del collado alrededor de los 2430 metros de altitud calzamos los esquís y continuamos arista arriba. Inicialmente la pendiente es moderada, está bastante bien nevada y se progresa bien pero enseguida aparece un resalte y ponemos cuchillas pues la nieve se ha endurecido bastante.

Foto de Cima en el Vértice de Anayet.

            Poco más arriba aparece el resalte final un poco más erguido y con nieve bastante dura, hay muchas huellas duras y las cuchillas no agarran por lo que cargamos los esquís en la mochila y nos vamos para arriba para alcanzar enseguida la Cima del Vértice de Anayet situada  2555 metros de altitud. Van a ser las doce y cuarto.

Descenderemos por la Arista Sudeste del Vértice de Anayet hasta el collado.

            Es una auténtica pena la espesa calima que nos rodea y que malogra la fotografía incluso en distancias medias. Hacemos algunas fotos y nos sentamos en la base del vértice geodésico para almorzar. Se nos irá casi una hora y entre tanto la pareja con la que vamos coincidiendo llega a la cima.

Esquiando la Arista Sudeste del Vértice de Anayet. 

            Calzamos los esquís e iniciamos el descenso por la arista sureste, medianamente erguida y vestida de nieve blanda que se baja bien con cuidado con algunas piedras que están aflorando. Alcanzado el collado este Juan marcha por la arista hasta las Puntas de la Sarreta y nosotros nos vamos corredor abajo disfrutando de una nieve primavera excelente.

Nieve primavera blanda en el Corredor Nordeste del Vértice de Anayet.

El Corredor Nordeste del Vértice de Anayet.

            El corredor enseguida se disuelve en el rellano que atravesaremos deslizando y foqueando puntualmente hasta alcanzar el inicio de la pala de cierre del rellano lacustre donde esperamos a Juan no vaya a ser que nos liemos de nuevo.

Hacia el Rellano de los Ibones de Anayet.

            Controlados visualmente bajamos la pala que nos conduce al Barranco Culibillas y haciendo una diagonal por la huella que hemos hecho al ascenso alcanzamos la Glera de Anayet sin necesidad de poner pieles.

Entrando al Barranco Culibillas.

            La Glera de Anayet la deslizamos pasando al sur de la Cabaña de la Glera  y en lugar de hacer la diagonal que hemos hecho a la mañana bajamos unos metros más, ponemos pieles y hacemos el último remonte de la jornada que en diez minutos nos deposita en el Collado Garmé. Son las tres menos cuarto.

De vuelta en el Collado Garmé. 

            Desde allí y por la zona de la Pista Corona  descendemos jugando con el trazado de la silla para llegarnos al coche cuando son las tres y cuarto. Estamos solos en el aparcamiento tras un recorrido en el que hemos foqueado algo más que esquiado y en el que al final habremos movido alrededor de 850 metros de desnivel para hacerle un lazo al casquete somital del pico.
           

22 abr. 2018

30-18. ANEU Y PEÑA BLANCA DE ANEU. 21-4-2018.


La Arista Oeste del Pico de Aneu. 

Aparcamiento de Aneu, Centro Pastoral, Hount de la Glere, Circo Cogado , Arista Oeste y Pico de Aneu, Collado y Pico Peña Blanca. Descenso por el Circo Colgado y Hount de la Glere.
21-04-2018.
Salida 09 h. Llegada 13:30 h.
Sol.
Fácil.
Esquís de montaña.
Rosa Mª. Martínez y Mariano Javierre.

Mapa de Aneu procedente de Iberpix. Vía en amarillo.

            Llevamos algún tiempo sin pisar el Valle de Aneu, uno de  nuestros lugares próximos de culto y tenemos pendiente el Aneu y de paso Peña Blanca de Aneu o viceversa que es lo mismo, la meteorología sigue benigna y hoy 21 de Abril nos vamos a disfrutar de la nieve primavera aprovechando las temperaturas de sebo que estamos teniendo. Además tenemos ganas de una sin porteos ya que llevamos unas cuantas sufridas.

Foqueando desde el coche en Aneu. Ya nos tocaba una sin porteo previo.

            Van a ser las diez de la mañana cuando aparcamos bajo la Cabaña de Arraille a 1730 metros de altitud, hay pocos coches para lo que esperábamos y comenzamos a foquear desde la carretera, a la sombra de una mañana que promete.

Hacia Hount de la Glere.

            Deslizamos hasta el puente y tras pasarlo con cuidado y sin descalzar nos alargamos en dirección oeste para pasar junto al Centro Pastoral y proseguir adelante superando suaves resaltes muy trillados pues no en vano se trata de la vía al Canal Roya.

Tras cruzar el Barranco de la Gradillere.

            Pasados los 1800 metros de altitud nos apartamos de la huella principal y nos vamos en busca de algún puente de nieve que nos permita atravesar el Barranco de la Gradillere que está bastante abierto.

Entrando en el Circo Suspendido de Aneu.

            Podríamos haberlo pasado algo más arriba pero unas huellas nos engañan y tenemos que perder algunos metros. Pasado el barranco iniciamos una larga diagonal que nos tiene que conducir a la Hount de la Glere. Nos guía la Pene de la Glere.

Peña Blanca bien visible y Bien nevada.

            Hay un sinfín de huellas que se aproximan a la pared y de ellas elegimos la que más se acerca a nuestro gusto, desechando una muy definida pero un poco más exigente. Con ella zeteamos ganando altura y en base a vueltas maría nos aproximamos al Umbral del Circo Suspendido de Aneu que alcanzaremos casi en la sombra de la Pene Mauhourat. Para evitar tensiones innecesarias ponemos cuchillas y subimos de cine.

llegando al Collado de Peña Blanca nos iremos hacia Aneu.

            En el inicio del falso rellano, sobre los 2000 metros de altitud, ya que se trata de una cubeta dislocada en la que no hay un solo metro cuadrado llano, progresamos al sudoeste recuperando la huella inicial que no se orienta hacia la Pene de la Glere sino que asciende hacia la arista que une Aneu con Peña Blanca.

En el Collado de Peña Blanca con Glere y Midi. 

            Foqueando cómodamente nos aproximamos a la arista en las inmediaciones del Collado de Peña Blanca y decidimos marchar primero hacia Aneu; para ello tomamos la arista al este que tras un pequeño resalte se alarga bastante llana y amplia.

El Casquete Somital Oeste de Aneu que subiremos sin los esquís. 

            Hemos dejado los esquís y tras remontar el casquete somital un poco más erguido alcanzamos la Cima del Pico de Aneu situado a 2365 metros de altitud. Son las doce.

Hacia Cuyalaret, Gralleras y Espelunciecha desde Aneu.

El Circo Colgante y el Valle de Aneu desde la Cima de Aneu.

            Desde la cima contemplamos la vía que asciende pegada a la Pene Mauhourat, hacemos algunas fotos y nos volvemos sobre nuestros pasos para recuperar los esquís previa parada para comer un sándwich y echar un café con leche.

La este de Peña Blanca desde la Arista de Aneu.

Llegando a la Cima de Peña Blanca. 

            Alcanzado el Collado de Peña Blanca  solamente nos queda ascender la arista este del pico vestida de nieve primavera blanda. Cómodamente alcanzamos la Cima de Peña Blanca situada a 2345 metros de altitud. Van ser las doce y media. Nunca habíamos llegado a la cima con los esquís.

Foto de Cima en Peña Blanca de Aneu.

Todavía se ve nuestra huella hacia el Pico de Aneu.

            Hacemos las consabidas fotos de unos alrededores con cierta nubosidad de evolución y también la transición tranquilamente pues hace una mañana espléndida y diez minutos después nos vamos para abajo relajadamente.

La Rinconada de Anayret desde Peña Blanca. 

Disfrutando la nieve de Peña Blanca.

            La nieve primavera está muy blanda en las zonas más soleadas pero incluso esa la damos por buena. Así estará en el casquete somital y abajo en el fondo del Valle de Aneu, el resto es primavera deliciosa y la disfrutamos en soledad ya que todo el personal ha desaparecido.

La nieve bajo el Collado de Peña Blanca está deliciosa.

Bajo la Pene de la Glere.

            Con una nieve así vamos un poco por cualquier parte confiando en la nobleza de la misma en cualquier inclinación y terminamos bajando la Hount de la Glere de frente para atravesar el barranco algo más arriba al objeto de tener que remar lo menos posible.

Nieve de dos colores en el Valle de Aneu.

            Es la una y media cuando llegamos al coche sin tener que descalzar los esquís. Teníamos muchas ganas de que así sucediera con lo que ponemos fin a una jornada matinal en al que hemos movido un modesto desnivel de 725 metros aproximadamente.

Cabruno en flor en Formigal. 

            Otro día más.